De ruta flamenca por Jerez de la Frontera | Recreatuviaje.com

Jerez de la Frontera es la cuna de grandes vinos y brandys y de majestuosos caballos. Recorrer sus calles y edificios es  pasear por siglos y siglos de historia. Y, por supuesto, Jerez es uno de los núcleos fundamentales en el origen y desarrollo del flamenco. El flamenco de nuestros días hoy en día sería impensable sin Jerez: su “soniquete”, la forma de interpretar sus cantes, los grandes  creadores jerezanos, los lugares de ambientes flamenco y su gran Festival hacen de esta ciudad un lugar de peregrinación para los amantes de este arte.

Texto: Txusa Karra
Fotografías: Manuel Moraga

En Jerez el flamenco se respira por las calles y sobre todo si nos paseamos por los barrios de San Miguel y Santiago, donde gran numero de familias gitanas viven desde hace siglos, . pues si el flamenco no se entiende sin Jerez tampoco este arte se entendería sin esas estirpes de familias gitanas que viven y ha vivido en estos barrios: los Parrilla, los Moneo, los Carrasco, los Fernández, los Méndez, Manuel Torre, los Carpio, los Sordera, los Agujetas, Antonio Chacón, los Terremoto, los Zambos… y así podía enumerar toda una historia del flamenco  hasta la actualidad.

DSCN5147

Epicentro del flamenco

Aprovecho la celebración del Festival de Jerez (finales de febrero a mediados de marzo) para al adentrarme por sus callejuelas: no sé si estoy en Jerez o en cualquier otra ciudad del mundo, pues por delante de mi pasan japonesas, americanos, alemanes, franceses, italianos… todos como en peregrinación para beber de las esencias de una arte como el flamenco con más reconocimiento internacional del que nosotros le procesamos.

Pero además del Festival, a lo largo del año existen en Jerez de la Frontera otros acontecimientos relevantes , como La Fiesta de la Bulería (que se celebra a principios de Septiembre) y La Zambomba, que en  vísperas de Nochebuena es toda una expresión popular, pues se celebra en barrios, calles y patios de vecinos.

De cualquier forma en Jerez existen varias Peñas flamencas donde puedes encontrar actuaciones a lo largo del año, como: Los Cernícalos, La Bulería , Antonio Chacón, Tío José de Paula, Terremoto, Sordera. También existen locales que organizan actuaciones de flamenco como La Guarida del Ángel, La Taberna Flamenca en el barrio de Santiago o El tablao Puro Arte Jerez llevado de la mano de un excelente bailaor como es  Raúl Ortega y la cantaora Sara Salado.

Ambiente flamenco en el bar El Arriate. Foto: El Arriate

Ambiente flamenco en el bar El Arriate. Foto: El Arriate

Recorridos gastronómicos

Y ya que estamos por Jerez uno no se puede perder otros pequeños vicios, como por ejemplo desayunar en una terraza. Próximos al Mercado Municipal existen algunos bares muy bulliciosos  y varias churrerías, en las que se puede degustar unos churros bien huecos y crujientes. Y si no no eres muy amigo de los churros siempre puedes tomar una tostada de pan con aceite de oliva de Andalucía, que  nos pondrá a tono para iniciar la mañana. Y ya que estamos en la plaza del mercado, visítalo y sumérgete en la algarabía de fruteros, pescaderos, puestos de camarones, tagarninas, espárragos, caracoles, etc. Vamos, cocina de temporada y de mercado.

La siempre bulliciosa plaza del Mercado

La siempre bulliciosa plaza del Mercado

Siguiendo con los placeres, en Jerez existen numerosas bodegas, muchas de ellas visitables y donde podrá degustar fino, palo cortado, oloroso…  en fin esa serie incansable de vinos criados al abrigo de las soleras. La mayoría de estas bodegas producen brandys de excelente calidad y que no envidian nada a otros destilados como los coñacs franceses.  Además de la conocida Bodega de González Byass y su famoso Tío Pepe, uno puede visitar Bodegas Hidalgo (que son unos innovadores dentro de la tradición), Lustau, Domecq, Garvey, Sandeman, Real Tesoro y Valdespino, esta última cuenta con una excelente colección de pintura española…algunas de estas bodegas realizan visitas en diferentes idiomas.

Últimamente en Jerez ha reaparecido los tabancos (antiguos establecimientos que mezclaban el concepto de taberna y despacho de vinos), algunos son muy antiguos que tienen todo el regusto del Jerez de siempre. Algunos de ellos organizan conciertos, presentaciones de libros como el de La Cruz Vieja en pleno barrio de San Miguel. O el de San Pablo. Y en estos tabancos también se pueden tomar tapas.

A la hora del aperitivo puedes  disfrutar de tapas, por ejemplo, en El Gallo Azul , La Cruz Blanca, El Almacén, el Reino de León, Juanito,  La Marea (en el Barrio de San Miguel) y si prefieres tapas con mucho ambiente flamenco tienes El Arriate y La Gitanería, en el Barrio de Santiago.

Próximos al Teatro Villamarta en el calle Veracruz y Mesones existen unas tascas muy ambientadas las noches del festival,  así como entre la calle Francos y Porvera  donde puedes tomar también excelentes tapas. En los recovecos de estas calles nos aparecen pequeñas placitas con sus árboles que dejan entrar los primeros rayos de la mañana: desayunar o tomar un aperitivo en este remanso es algo que no nos podemos perder.

Bodegas Hidalgo

Bodegas Hidalgo

Historia y arte

Todo no va ser lujuria. También se puede disfrutar del arte y la historia de Jerez. Parece ser que uno de los primeros asentamientos fue el de los tartesos; luego vinieron los fenicios, romanos, musulmanes, judíos y cristianos. Algo tendría Jerez para que tantos pueblos buscasen este asentamiento. Es en el año 1264 cuando Alfonso X la incorpora la Reino de Castilla, siendo frontera con el reino nazarí de Granada, de ahí su sobre nombre de la Frontera. Así, la arquitectura de Jerez va desde la época musulmana pasando por el gótico, el barroco, el neoclásico y el modernismo: todo el centro esta inundado de Palacios,  iglesias y plazas, sobre todo de estilo barroco.

Claustros de Santo Domingo

Claustros de Santo Domingo

De visita por  el centro, nos encontramos con la iglesia y convento de Santo Domingo -antigua fortaleza musulmana que Alfonso X da a la orden de los Dominicos- y nos detenemos en el claustro gótico, amplio, estilizado y armonioso. Allí encontramos restos de una puerta almohade. La iglesia es de estilo gótico con improntas mudéjares y renacentista. Otro de los monumentos religiosos importantes es la Catedral, asentada sobre la Mezquita Mayor de Jerez y antigua iglesia del Salvador,  mezcla los estilos gótico, barroco y neoclásico. Cabe destacar entre sus obras de arte una Virgen Niña de Zurbarán, un Cristo de la Viga de estilo gótico y la custodia procesional en orfebrería de plata.  El campanario no esta adosado a la catedral y se cree que fue construido sobre el antiguo minarete de la mezquita.

Las gitanerías de Jerez Santiago y San Miguel cuentan con dos magníficas iglesias  góticas. La portada principal de la iglesia de Santiago es de un gótico exuberante y en su interior se encuentra la imagen del Señor del Prendimiento atribuida a la “Roldana”. Esta imagen es conocida popularmente como el “Prendi”,  y forma parte de los pasos procesionales de la Semana Santa jerezana. La Iglesia de San Miguel, también de estilo gótico, cuenta con un magnífico retablo de Martínez Montañez y José de Arce. Por último, me paseo por la Iglesia de San Dionisio de construcción gótico-mudéjar, renacentista y neoclásica, destacando las decoraciones de las ventanas.

Recinto del Alcázar

Recinto del Alcázar

En esta misma plaza de los Escribanos se encuentra el edificio del antiguo Cabildo realizado en estilo renacentista y nos habla de la pujanza económica que tuvo Jerez. Es considerado como uno de los mejores edificios civiles renacentistas de Andalucía y en su interior alberga una biblioteca de más de 40.000 volúmenes y el Museo Arqueológico donde se encuentra el famoso “Casco de Guadalete” del siglo VII a.c. y de origen griego. No sé si el griego perdería el casco junto a la cabeza o lo dejó por esos lares, pues parece que resulte un tanto incómodo cuando el sol cae con todo su esplendor por Andalucía.

Desde la Catedral subo una pequeña vuesta, dejo a la derecha las famosas bodegas de “Tío Pepe” y en frente se alza majestuoso el Alcanzar que es el edificio almohade mas antiguo de la Península. Era un edificio defensivo que en su interior tenía un palacio, cumpliendo así una doble función de defensa y habitacional. En esta colina se han encontrado restos de la edad de cobre: es lógico que al ser el punto más elevado de jerez las diferentes culturas lo eligieran como lugar estratégico. En su interior, además de albergar una cámara oscura, se encuentra el Palacio de Villavicencio usado como sala de exposiciones, salón de actos y es uno de los espacios del Festival Flamenco de Jerez. Y dentro del recinto del alcázar se encuentra también una mezquita. De las dieciocho mezquitas que tenia Jerez solo se conserva ésta, que en su interior se ve incluso el altar cristiano de la primera capilla que aquí se erigió. También se conservan en muy buen estado los baños árabes.

Un edificio curioso es el Gallo Azul un lugar obligado de paso, pues es la apertura a la parte nueva de la ciudad. Fue encargada su construcción por la familia Domecq con motivo de la exposición Ibero-Americana de 1929. Podríamos encuadrarlo en un estilo neomudéjar y hoy alberga un restaurante y bar de tapas. Y para terminar todos los estilos tenemos el Teatro Villamarta edificado en estilo modernista,  cuya edificación fuer ordenada por el rey Alfonso XIII. Este teatro programa numerosas actividades de opera, teatro, danza, flamenco….

El Gallo Azul

El Gallo Azul

Si queréis encontrar más arte solo tenéis que pasearos por las calles y admirar los palacios que las adornan y que nos hablan de la importancia económica de Jerez.  Muchos de estos palacios son hoteles, sedes de fundaciones y empresas. Si podéis adentraros en ellos y admirad la belleza de los patios señoriales andaluces.
De Jerez, el caballo

No puedo pasar por el alto el mundo de los caballos. En el mes de Mayo se celebra la Feria del Caballo declarada de interés turístico internacional. Su origen data de la Edad medía cuando los tratantes de ganado se reunían para cerrar sus negocios. Vale la pena ver el desfile de coches de caballos y recorrerse las casetas del ferial con todo su colorido (mujeres con sus trajes de gitanas, los hombres de corto) y degustar las tapas de tagarninas, caracoles, menudo, pescaíto, berza jerezana, etc., con un fino o un oloroso: toda una gloria.

Y hablando de caballos hay que visitar la Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre fundada en 1973 por Álvaro Domecq que es todo un referente internacional en doma, enganche y equitación. La escuela puede ser visitada martes y jueves y un domingo de cada mes se puede ver el espectáculo “así bailan los caballos”.

Real Escuela Andaluza de Arte Ecuestre

Real Escuela Andaluza de Arte Ecuestre

Motociclismo

Para finalizar, y a toda velocidad, me dirijo al Circuito de Jerez, sede del campeonato de España de motociclismo y de diferentes pruebas y entrenamientos para el campeonatos del mundo, tanto de automovilismo como de motos. Desde febrero hasta octubre el circuito desarrolla una gran actividad. También se pueden realizar visitas guiadas la Museo del Motor.

Bueno yo esta noche me voy a la Peña Antonio Chacón donde unos jóvenes jerezanos me emocionaran con ese soniquete tan gitano propio de Jerez, acompañado de un fino como no podría ser de otra forma. ¡Salud!

Patio de un palacio jerezano

Patio de un palacio jerezano

Más información:

http://www.circuitodejerez.com

http://www.jerez.es/webs_municipales/turismo_cultura_y_fiestas/

https://www.realescuela.org/es/

Tío Pepe y Catedral