La ciudad de la Laguna -que es como se la conoce- antiguamente capital de la isla tiene su origen en tiempos de los Reyes Católicos hace 500 años. Fue declarada en el año 1999 “Bien Cultural Patrimonio de la Humanidad” por su conservación que nos transporta a épocas coloniales de gran esplendor y que sirvió de base a las edificaciones del “Nuevo Mundo”. No en vano se la considera el antecedente más inmediato de ciudades como La Habana (Cuba), Lima o Trujillo (Perú). Actualmente desde el año 2000 es sede permanente de la Federación Internacional de centros para la Conservación del Patrimonio CICOP.

recreatuviaje

San Cristóbal de La Laguna está situada al noroeste de la isla de Tenerife, en las Islas Canarias. Se extiende a lo largo del valle de Aguere entre el Macizo de Anaga y el Monte de la Esperanza, cuya laguna pantanosa con aguas estacionales -producidas por el deshielo- da nombre a la ciudad. Es la primera ciudad de paz no fortificada y arquetipo de ciudad territorio precedente de las ciudades americanas. Su espacio está concebido bajo un orden social pacífico inspirado en la navegación y en la doctrina religiosa del momento. Una suerte de esfera cuyo interior tiene ordenadas sus piezas como si fuese un tablero de ajedrez, nada se improvisa, todo tiene su razón de ser.

La ciudad de San Cristóbal se divide en dos villas: la Villa de Arriba, cuya urbanización no corresponde a ningún modelo en concreto, y la Villa de Abajo, totalmente planificada. En la zona alta se construyeron de manera anárquica pequeñas casas alrededor de la Iglesia de la Concepción. La ciudad baja se extendió rápidamente, atrayendo a las clases dirigentes de la isla. Las comunidades monásticas comenzaron a construir en el S. XVI la Iglesia de Nuestra Señora de los Remedios (1511), la Ermita de San Miguel (1506), los hospicios de San Sebastián (1506) y los Dolores (1515).

En la ciudad cabe destacar el buen estado de conservación de sus cerca de seiscientos edificios de arquitectura mudéjar. San Cristóbal de La Laguna ha conservado de manera poco habitual la autenticidad en la función de algunos de sus barrios tradicionales, de manera que los artesanos y gremios -herreros, zapateros, barberos y caldereros- los ocupan desde los inicios de su fundación. Seguramente la no beligerancia de la villa ha hecho posible el milagro.

LUGARES DE INTERÉS

La ciudad en sí es un museo viviente, por cualquier sitio que pasees te deslumbrará, pero si os tengo que recomendar algunos lugares destacaría los siguientes.

Iglesia La Concepción

La primera Iglesia dedicada a la Inmaculada Concepción fue completamente demolida y reconstruida a partir de 1511. La primitiva parroquia llegó a contar con tres naves y varias capillas de patronazgo privado. La torre renacentista es lo que llama la atención data de finales del siglo XVII. En su interior el templo alberga importantes obras de arte de artistas como Luján Pérez, Fernando Estévez, Cristóbal Hernández de Quintana, así como una pila bautismal de cerámica vidriada de la época de la Conquista. Es Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento desde 1.948.

La Catedral de la Laguna

En 1818, al segregarse la diócesis Nivariense del obispado de Canarias, adopta como sede la Iglesia de los Remedios, que se convierte así, en Catedral. Se edificó sobre una ermita de 1511. En 1515 se empezó a construir una iglesia mudéjar. En el siglo XVII, concretamente en 1618, el obispo Antonio Carrionero mandó construir la torre del templo, y en el XVIII se edifican varias capillas en el interior. El edificio actual, de estilo neogótico, se realizó entre 1904 y 1915. Posee tres naves con bóvedas de crucería. En 1916 se construye la torre derecha. La fachada es una reconstrucción de 1825, de estilo neoclásico. En su interior destaca parte del conjunto del Retablo de Mazuelos, el púlpito de mármol italiano de Carrara y obras excepcionales de Luján Pérez, Cristóbal Hernández de Quintana y Fernando Estévez. Es Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento desde 1.983.

Iglesia de Santo Domingo de Guzmán

Data del siglo XVII, aunque posee una puerta de estilo plateresco del siglo XVI. Consta de dos naves y en su interior destacan los artesonados mudéjares y algunos lienzos del pintor canario Cristóbal Hernández de Quintana. La Iglesia está asociada al convento dominico anexo, fundado por el Padre Mendoza el 13 de mayo de 1.522. Con respecto a la Iglesia, la nave y la portada datan de la fábrica más antigua del recinto, ampliándose posteriormente con la construcción de varias capillas. En el exterior es característica su espadaña, que forma ángulo con la iglesia. Resultan llamativos en el interior los murales pintados en el siglo XX por Mariano Cossío y Antonio González Suárez. También conserva importantes obras de orfebrería, como la Custodia de Ildefonso Sosa y una colección de lienzos del pintor Cristóbal Hernández de Quintana. Es Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento desde 1.986.

Dentro de la ciudad podríamos destacar muchísimos otros sitios para que sirvan de referencia os mostraré algunos otros lugares como son: El convento de Dominicos de Santa Catalina de Siena, la pequeña Ermita de San Miguel, Convento de Santa Clara, la Casa del Corregidor, la casa Lercaro, la casa de Alvarado Bracamonte, la Casa de Montañés y muchos otros lugares por descubrir.

Playas

Arenisco: Playa de Tenerife rodeada de hoteles. Paseo marítimo. Grava oscura y oleaje moderado

El Navío: entre Punta Hidalgo y Punta Fajana. Playa de grava y de fuerte oleaje que no ofrece ningún tipo de servicio, y que está poco frecuentada por los bañistas.

San Juan: Playa bordeada por un agradable paseo marítimo por el que dar largos paseos y dotada de buenas infraestructuras. Grava y arena oscura. Nivel de ocupación medio.

El Apio: Playa con fuerte oleaje. Rodeada de plantaciones. Grava oscura, semiurbana y poco concurrida.

Gastronomía

La gastronomía tiene muy buena reputación, por la calidad, variedad y originalidad de sus platos típicos más sabrosos, como las célebres “viejas” de Punta de Hidalgo, la brota, las cabrillas, los chernes, el mero, los abadejos, el murión, los chicharros y las salemas, entre otras muchas especies propias de las Islas, que se suelen acompañar con ricos mojos, como el de cilantro o el mojo colorado y papas “arrugadas”. Asimismo son muy apreciadas las cazuelas de pescado, los escaldones de gofio (harina de trigo o millo, maíz- tostado y convenientemente sazonado), las carnes de cerdo, de cabra, conejo y cabrito en salmorejo o a la brasa, las lapas asadas, los apetitosos pucheros, en los que se combinan las variadas carnes con carnes con las mejores hortalizas de la vega lagunera, los quesos tiernos de cabra y oveja servidos con vinos tintos y blancos propios de la tierra, de singular aroma y paladar. Igualmente apetitosos son los plátanos que se cosechan en Tejina y Valle de Guerra y, en repostería, el exquisito bienmesabe, los roscos laguneros, los pateles y la leche asada. Especial importancia para los amantes de las exquisiteces y de buenos paladares son los dulces elaborados de manera artesanal por las monjas Claras y Catalinas.

Enlaces de interés
Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España
http://www.ciudadespatrimonio.org

Web de la red de ayuntamientos de Las ciudades Patrimonio de la Humanidad de España. Ofrece fotografías y textos explicativos de los principales monumentos de cada ciudad. En español e inglés.

Gobierno de Canarias
http://www.culturadecanarias.com/patri/npatri/revista/portada/portada.html
Sitio de la Dirección General de Patrimonio Histórico. Ofrece información sobre patrimonio.

Cabildo Insular de Tenerife
http://www.puntoinfo.idecnet.com/index.php?lang=1
Sitio del Puntoinfo Cabildo de Tenerife. Ofrece información sobre los monumentos principales del conjunto y fotografías. En español, inglés, francés, alemán e italiano.

Centro Internacional para la Conservación del Patrimonio
http://www.cicop.com/lalaguna/index.htm
Sitio que ofrece amplia información de la ciudad como bien Patrimonio de la Humanidad.

Líneas Urbanas
Teléfono: 922 25 94 12

Ayuntamiento de San Cristóbal de La Laguna
Dirección: c/ Obispo del Rey Redondo Nº1 – 38201
Teléfonos: 92 260 11 23, 92 260 11 62 y92 260 88 24