La villa medieval de Ribadavia es la capital de la histórica comarca del Ribeiro, donde se produce el famoso y mítico vino tan alabado por reyes y poetas desde tiempos inmemoriales. Su conjunto histórico, declarado Bien de Interés Cultural, está formado por un entramado de tradicionales “rúas” de carácter medieval: un manto de piedra por donde pasear se convierte en un placer para los amantes de la historia. El paseo se convierte en un recorrido lleno de sorpresas arquitectónicas. Ribadavia es un museo vivo lleno de contrastes e historia.

recreatuviaje
Hace más de 2000 años Ribadavia y la comarca del Ribeiro era un territorio en manos de los celtas. Debido a la alta importancia de la comarca , sugestiva y atrayente -no sólo por los encantos de su belleza, sino por la feracidad de su suelo, por las minas de sus montes, por el oro de sus ríos y por las condiciones minerales y termales de sus aguas- fue esta una zona muy habitada desde los tiempos más remotos. Iberos, celtas, fenicios y romanos contribuyeron a desenvolver y a humanizar la comarca, dejando señales y restos de gran importancia en casi todas las parroquias del Ribeiro.

Castillo de los Condes Sarmiento

Su construcción tiene su origen a mitad del siglo XV. Aún conserva una importante necrópolis de piedra del siglo IX-XII, aparte de enterramientos antropoides excavados en roca viva del siglo IX y un sepulcro del siglo XII. No conserva ni las almenas ni la Torre del homenaje y por supuesto ninguna de las defensas de su pasado.

La puerta principal consta de un arco semicircular y puerta corredera en la que están los escudos de los Sarmiento y Fajardo. Fue abandonado en el siglo XVII, cuando los condes de Ribadavia fijaron su residencia en el palacio que luego llevaría su nombre (Palacio de los Condes), sito en la Plaza Mayor, aunque estaba comunicado con el castillo por medio de una puerta. Desde su zona más alta tienes una importante vista, donde se puede contemplar el río Avia y el Miño, aparte de una importante parte de la villa ribadaviense.

Convento e Iglesia de Santo Domingo

El convento de Santo Domingo de Ribadavia está reputado como uno de los más antiguos de la Orden de Galicia, y su hermosa y amplia iglesia, de estilo gótico, como una de las mejores que la misma orden tenían en la región, siendo mucha la semejanza por sus ábsides con la tan célebre de Pontevedra.

La iglesia es de estilo ojival con detalles de románico. Consta de tres grandes naves terminadas por tres hermosas capillas, que constituyen sus ábsides. En sus muros se abren rasgados ventanales góticos y ostenta al interior altas y esbeltas columnas, con hermosos capiteles, ricamente exornados con figuras tomadas del reino vegetal y animal, entre ellos los de varios monstruos.

De esa columna arrancan arcos apuntados en la nave central, y de medio punto en las laterales, sobre las que descansa el techo de madera de todas ellas. El ábside central o capilla mayor forma un polígono de cinco lados en la parte exterior, con dos ventanas ojivales ajimezadas, una inferior y otra superior, en cada lado. Los ábsides laterales están también adornados al interior con hermosas columnitas con sus correspondientes capiteles y tienen tres ventanales cada uno.

Es notable en el evangelio el frontal del altar, que es de piedra perfectamente tallada, formando un hermoso dibujo, que llama la atención de cualquier observador. Remata la fachada una hermosa cruz calada sobre un cordero que le sirve de base, y por debajo del rosetón corre en todo a lo largo de aquélla una imposta o faja. Esta iglesia abre los domingos y cuando hay entierros y cabos de año.

Iglesia de Santa María Magdalena

Aunque esta iglesia data del siglo XII, su origen podría ser anterior. Antiguamente era conocida con el título y advocación de San Ginés y su ubicación primitiva estaba en el interior del Castillo de los Sarmiento.

En el siglo XIV, por motivo de la ampliación de la fortaleza Pedro Ruíz Sarmiento decidió trasladarla a su emplazamiento actual.

Durante buena parte de la época medieval, esta iglesia dependió del Monasterio de Celanova y probablemente esta parroquia jugó un importante papel en la cristianización de los judíos. A partir de 1486 se comienza a nombrar al templo con el nombre de Santa María Magdalena.

Aunque actualmente esta iglesia se reserva para actividades lúdico-recreativas, podemos ver en ella un templo de una sola nave y fachada barroca, en la que destaca el campanario.

En su interior sobresale la bóveda de arista que cubría el altar.

La edificación actual fue renovada en el siglo XVIII y retocada en su exterior, con un lavado de fachada y con unas nuevas instalaciones de saneamiento y electricidad en su interior.

Iglesia de Santiago

Es una manifestación del románico popular gallego de transición al gótico. Inicialmente estuvo en la margen izquierda de la población ribadaviense.

Es la primera parroquia e iglesia que existió en Ribadavia, por lo que hasta su supresión se titulaba “Matriz de la Villa”, es decir madre, por su antigüedad de todas las demás. Data del siglo XII.

De planta rectangular con una sola nave cubierta de techumbre de madera, la fachada está dividida en tres cuerpos.

La portada contiene un arco de medio punto con tres arquivoltas que se sostienen por tres pares de columnas de capiteles con motivos vegetales.

A la derecha de esta fachada está situada la torre de campanas. En su interior se pueden contemplar entre otros un Santiago de Piedra del s. XIV, perteneciente a la escuela del Maestro Mateo. De su exterior destacan las puertas y ventanas con una soberbia decoración artística, así como los arcos y un rosetón de 24 huecos. Por su exterior los lienzos laterales y el ábside circular están en muy buen aspecto. La torre de la Iglesia de Santiago, que se levanta a la derecha de la puerta principal, es un añadido posterior, quizás del siglo XVI, pues primitivamente, el mismo que sus similares de San Juan y Santa Maria de la Oliveira, debió tener campanario.

Está situada en la calle de su mismo nombre y al lado del famoso museo etnológico.

Convento e Iglesia de San Francisco

La iglesia y convento de San Francisco, están situados en la margen izquierda del río Avia, es decir, en la opuesta a la que se encuentra la villa de Ribadavia, en cuya margen, según antiguas memorias, estuvo situada la antigua Ribadavia, la Abóbriga de los Romanos, o Rippa Avie, y allí también radicó la primitiva parroquia e iglesia de Santiago, en los tiempos del Rei de Galicia.

Este convento estuvo primitivamente situado en Santa Marta, paraje desierto y solitario sobre el Río Miño. El convento fue vendido a particulares como bienes nacionales. La iglesia se conserva en muy buen estado y recientemente se restauró el altar mayor con aportación de muchos feligreses ribadavienses.

La iglesia de San Francisco, consta de tres amplias naves, todas ellas abovedadas. Es el templo más moderno de Ribadavia, y después del de Santo Domingo el más grande y hermoso de la población Ribadaviense.

Barrio Judío

Los judíos se establecieron en esta villa en el siglo XI. En Ribadavia, la población judía aumentó y se desarrolló durante los siglos XII y XIII. Al llegar el siglo XIV llegó a tener 1.500 habitantes, la mitad del total de los de la villa.

Es interesante recorrer la judería Ribadaviense y el Centro de Información Judía de Galicia, además podrá degustar los diferentes dulces hebreos elaborados por la repostera Herminia y licores de la comarca.

También cabría destacar la Casa de la Inquisición de estilo gótico, el Pazo de los Condes – actualmente oficina de Turismo-, el Ayuntamiento de estilo neoclásico y su torre de reloj, el museo etnológico etc. Pero después de tanta piedra no nos podemos ir sin visitar alguna de las bodegas de denominación de origen Ribeiro.

Ruta del vino

Esta ruta constituye uno de los más hermosos recorridos por la Galicia mágica y medieval, visitando frondosos paisajes de viñedos y bosques autóctonos,

viejos pazos, monasterios e iglesias románicas. En este paseo con encanto por la historia de una de las zonas más emblemáticas de Galicia, se podrán degustar vinos de gran calidad y personalidad (muy recomendada). A su vez podrá degustar una buena comida casera.

INSCRIPCIONES E INFORMACIÓN:
Oficina de Turismo de Rivadavia
Tlfno: 988 471275
Praza Maior, s/nº 32400 RIBADAVIA (Ourense)
e-mail: turanco@terra.es
web: www.ribadavia.com