PARADOR DE ARGOMANIZ, A UN PASO DE TODO | Recreatuviaje.com

Texto: Manuel Moraga
Fotografías: Txusa Karra y Parador de Argomaniz

 

Es el lugar perfecto para acometer esa privilegiada zona del Norte de España que forman el País Vasco, La Rioja y Navarra. Privilegiada por paisaje, por gastronomía, por riqueza patrimonial, por naturaleza… En un radio de una hora en coche –como máximo-, uno se puede presentar en San Sebastián, Bilbao, Pamplona o Logroño, pero con la ventaja de disfrutar, además, de la tranquilidad y de las comodidades de un establecimiento de primera: el parador de Argomaniz.

 

Muy cerca de Vitoria, solo a 12 Km, se encuentra la pequeña localidad de Argomaniz. Los pueblos de Álava suelen ser  de reducidas dimensiones, de manera que impresiona ver que entre las pocas casas del núcleo urbano irrumpa de pronto el enorme edificio: el Parador. Se trata de una construcción del siglo XVII, de estilo renacentista, y era un antiguo palacio que perteneció a la familia Larrea. El imponente escudo de armas de esta familia sigue estando en la fachada.

Argomaniz está en plena Llanada Alavesa, con el Parque Provincia de Garaio a la vista (embalse que permite interesantes actividades de ocio) y con excelentes comunicaciones, ya que está casi pegado a la A1, la autovía del Norte. Como decimos, Vitoria se encuentra a 12 km; San Sebastián no queda a más de una hora de en coche; a Bilbao se llega en 45 minutos, el mismo tiempo que se tarda en llegar a Pamplona. Y si se quiere abordar desde aquí La Rioja, Logroño se encuentra a solo una hora de camino. Este Parador está a un paso de todos esos destinos. Es, por tanto, un lugar estratégico para establecer una base de operaciones turística una de las zonas más interesantes del norte de España.

 

Escudo en la fachada del Parador

 

Arquitectura en armonía

Este palacio se incorporó a la red de Paradores en 1978, y tuvo el paréntesis de una reforma entre 2007 y 2009. Hoy es un edificio donde la belleza de lo antiguo se complementa con las comodidades de lo contemporáneo. Dos arquitecturas conviven en armonía: en el espacio del palacio se aloja la cafetería en planta baja, los espacios de salones encima y, más arriba, el restaurante, que era el antiguo granero del palacio Larrea. Cuando se construyó el nuevo Parador se crearon las alas que es donde están las habitaciones.

 

Comedor

Para nosotros, la pieza más impresionante del Parador de Argomaniz es, sin duda, ese antiguo granero reconvertido en restaurante: una auténtica obra  maestra por la complejidad arquitectónica de su techo y del reparto de fuerzas y pesos. Todo está hecho en madera “no hay nada metálico en toda la estructura”, nos comenta José Ramón Ruiz de Apodaca Espinosa, Jefe de Recepción del Parador, que nos atendió con gran amabilidad: “hasta los clavos que ensamblan las vigas son de madera”, nos comenta José Ramón. Y hay que reseñar que existen vigas de proporciones muy considerables: “Expertos que han venido a verlo han comentado que hacer hoy día esa construcción sería prácticamente inviable”.

 

Para todos los gustos, para todas las necesidades

El Parador consta de 53 habitaciones, de las cuales una es junior suite y tres son habitaciones superiores con cama de matrimonio. Además, hay algunas habitaciones con vistas realmente espectaculares.   También dentro del espacio del antiguo palacio tienen salones para albergar todo tipo de reuniones, celebraciones, cócteles, etc. Al estar apartado del bullicio de la ciudad, muchas empresas buscan el Parador de Argomaniz para celebrar reuniones de negocios o convenciones. Aun así, el principal cliente que visita este Parador es el particular, y fundamentalmente nacional, aunque con una ligera tendencia a la baja: “quizá sea por efecto de la crisis, pero el caso es que el turista nacional está bajando”.

Esta bajada se ve compensada por el turismo extranjero y sobre todo europeo, que está teniendo cada vez más peso en toda la red de Paradores y, por tanto, también en Argomaniz: “la P de Paradores es una marca muy conocida fuera de España, y además contamos con la tarjeta de fidelización Amigos de Paradores; esto hace que cada vez sean más los turistas que vienen a conocer España de Parador en Parador”.

Otro de los valores del Parador de Argomaniz es su restauración, muy apreciada por sus clientes. De hecho, en torno al 50% de sus ingresos entran por la cocina. No debemos olvidar que estamos en esta “tierra santa” gastronómica que es Euskadi, con Navarra a un paso y La Rioja a otro. Dadas las características del Parador y la calidad de su cocina, pensamos que una de sus opciones más interesantes es la celebración de bodas y banquetes.

 

Habitación

 

Argomaniz, Cuadrilla de Salvatierra

Como suele ocurrir con muchos otros Paradores, el de Argomaniz también se implica en la vida social y cultural de la zona. Álava está repartida en siete Cuadrillas, y Argomaniz pertenece a la de Salvatierra, de tal forma que “tenemos una estrecha relación con el ayuntamiento de Salvatierra –nos comenta el Jefe de recepción-, por ejemplo, en octubre se han realizado las Jornadas Gastronómicas de la Llanada Alavesa, dedicadas al queso, a la caza y a las setas, y organizadas por la Cuadrilla de Salvatierra”. Este Parador no solo ha participado en ellas, junto a otros restaurantes de la zona, sino que la inauguración y la clausura se han hecho aquí: “Somos como el buque insignia de estas jornadas”. Además, en este 2012, Vitoria está siendo Capital Verde Europea, y el Parador de Argomaniz también se ha implicado con el ayuntamiento de Vitoria y hasta han sacado una promoción especial.

El cliente sale muy satisfecho de este Parador, según se desprende de las encuestas que realizan. Lo que más aprecia es el edificio en sí y el trato personalizado: “Al fin y al cabo esa es nuestra finalidad”. Además este Parador  está inmerso en el sistema de Excelencia en la Gestión y en la Q de Calidad Turística, de manera que una de sus preocupaciones es sustraer al cliente todas sus quejas sus sugerencias, sus opiniones, sus felicitaciones… “Tenemos un registro donde se plasma todas esas opiniones y si se detecta una queja repetida diseñamos inmediatamente un plan de mejora”.

 

Los jardines del Parador

Por último, merece la pena destacar el compromiso con la sostenibilidad y el medioambiente. Esta es una de las principales preocupaciones de este Parador: el tratamiento de residuos y los sistemas para evitar luces innecesarias son algunas de las formas de llevar a cabo ese compromiso. Pero también, como curiosidad, disponen hasta de un huerto ecológico en el que el cliente puede coger sus tomates o sus calabacines y en cocina se los preparan.

 

Parque provincial de Garaio

 

Parador de Argomaniz

Ctra. N-1. , km. 363
Argómaniz, Álava. CP 01192
Tel: 00 34 945293200
www.parador.es/es/parador-de-argomaniz