Situado en una de las atalayas naturales del Poniente Granadino, Moclín domina un paisaje repleto de olivos con el fondo incomparable al Sur de Sierra Nevada y la Vega de Granada.  Lugar estratégico donde los hubiera -no en vano lleva el sobrenombre de  Escudo de Granada- su fortaleza fue la última en conquistarse antes de la caída de Granada a manos de los Reyes Católicos.

Texto: Txusa Karra
Fotografías: Manuel Moraga
Estamos en un entorno privilegiado con recursos naturales, históricos, arqueológicos y por supuesto con la hospitalidad de sus habitantes. En realidad Moclín cuenta con siete núcleos de población: Gumiel, Limones, Olivares, Puerto Lope, Tozar, Tiena y el propio Moclín.

DSCN0515

Ya desde la distancia nos impresiona en lo alto su fortaleza custodiada por torres ópticas cuya función era defensiva. En la actualidad se conservan cinco: Mingoandrés, de la Porqueriza, de la Mesa, de La Solana y de la Gallina. Esta fortaleza está datada en la época Nazarí alrededor de 1200, aunque existen evidencias -según las últimas catas arqueológicas- de la existencia de una primitiva fortaleza de la época zirí, es decir en torno al año 1013. Este recinto tiene una característica que lo distingue de las fortalezas que se conservan en la zona, como es la existencia de un doble amurallamiento. Entre las dos murallas quedan restos de los edificios habitacionales de sus pobladores.


Desde el Neolítico

Pero la historia de Moclín no comienza con los árabes. En sus abrigos y cuevas encontramos rastros de Neolítico con las pinturas rupestres de la época levantina, donde predominan representaciones de escenas de caza. Destacan las de la Cañada de Corcuela, las Cuevas de la Araña, las Vereas y el Hornillo de la Solana, todas en  Moclín. Además están las cuevas de Limones y las Cuevas Bermejas en Tózar. Y hemos de añadir las de la Pedriza del Peñascal y la Cueva de la Yedra Alta en Puerto Lope. En todas ellas hay pinturas. De la época Neolítica encontramos también el dolmen de Tozar.

Remontándonos en el tiempo llegamos a los romanos, el hallazgo más importante es un mosaico que se encuentra en el Centro de Interpretación de Moclín, situado en el antiguo cuartel de la Guardia Civil, hoy recuperado como hotel en vías de ser abierto. El mosaico fue hallado en la Villa Romana El Tesorillo en el término de Tiena, de la cual no hay restos pues se encuentra en un campo de labranza. El fragmento que se expone está en perfectas condiciones y nos deja apreciar sus teselas formando dibujos geométricos. El mosaico data del año 50 al 350 de nuestra era, formando parte de la Bética Romana.

Otro resto de romanización lo encontramos en Tozar, al lado del dolmen, y son unos silos para almacenamiento de productos agrícolas. En este mismo espacio de Tozar se halla un cementerio mozárabe con tumbas antropomorfas y rectangulares. Es curioso que al lado de algunas existe una pequeña tumba, lo que nos hace sospechar que pertenecen al enterramiento de una madre y un recién nacido. Por supuesto todas se orientan a la Meca.

Una vez que Moclín cae en manos de los cristianos la fortaleza es abandonada y los nuevos pobladores inician la construcción de edificios civiles y religiosos, muestra de ello son la Casa del Pósito, la Capilla Mayor y la Fuente Vieja, todas estas construcciones datan del siglo XVI. En el Centro de Interpretación de la comarca de Moclín podemos hacer un recorrido por su historia y por supuesto ver su mosaico.

DSCN0500

 Hoy en día Moclín se nos presenta como colgado de la montaña con sus casas blancas y sus empinadas calles empedradas. Es un placer pasearse por sus ellas y respirar los aromas de leña en invierno y los perfumes de naranjos y jazmines en primavera y verano, o sentarse en el bar El Califato de la plaza y conversar con sus vecinos -cuya comunicación es fácil- mientras se prueban los platos que allí nos ofrecen.

Miles de peregrinos al Cristo del Paño

Para los amantes del turismo religioso, el día 5 de Octubre se celebra la festividad del Cristo del Paño, una de las romerías más concurridas de todo Andalucía. El pueblo saca en procesión un gran cuadro del Nazareno por el que se frota un paño para solicitar favores. Cuenta la leyenda que, habiendo sacado el lienzo para limpiarlo, por no recibir el culto debido, un sacristán que estaba ciego quedó curado. Se cree, a su vez, que esta romería popular pudo inspirar a Federico García Lorca ciertos pasajes de su obra. “Yerma”. El cuadro del Cristo del paño se encuentra en la Iglesia de la Encarnación construida sobre una antigua Mezquita. Además de la romería el Ayuntamiento organiza otra serie de festejos: verbenas, actividades infantiles, exposiciones, etc.

El alojamiento en Moclín está asegurado. Dentro del mismo núcleo, por ejemplo, tenemos “La Casa de la Placeta del Rincón” que cuenta con 26 plazas divididas en diferentes apartamentos, construidos en un antiguo caserón restaurado. Pero tanto en el casco de Moclín como en sus pedanías, existen diferentes tipos de alojamiento donde podrás pasar unos días cómodamente.

Moclín es un lugar ideal para los amantes del senderismo, de la escalada, de la historia, de la fotografía y de la tranquilidad. Podemos llamarle un lugar para el turismo integral, como iremos descubriendo en sucesivos artículos.

  DSCN0451

Más información:

www.ayuntamientodemoclin.com

Para conocer a fondo los pueblos de Moclín puedes solicitar los servicios de la asociación Adt Hins Al Muklin
Tel: 676 64 14 81 y 652 62 15 36