Se ha celebrado en el Casino de Madrid la presentación nacional  de la Indicación Geográfica Protegida Lechazo de Castilla y León Tierra de Sabor, un acto que ha contado con la presencia del presidente de la IGP Lechazo de Castilla y León,  Alfonso Sanz y la consejera de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León, Silvia Clemente, principal impulsora de la exitosa marca de calidad “Tierra de Sabor”.

Redacción

 

 

El Lechazo ‘Tierra de Sabor’ de Castilla y León se presenta al mercado nacional. La consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, asistió a la presentación, ante cadenas de distribución, restauradores y prensa especializada, de la nueva imagen del Lechazo ‘Tierra de Sabor’ Castilla y León que se ha celebrado en el Casino de Madrid con el principal objetivo de ampliar las ventas de este producto en el mercado madrileño.

Durante la presentación, Alfonso Sanz ha dado a conocer la nueva imagen con la que identifican el producto, una vez adoptada la decisión por parte de la Junta de Castilla y León de comercializar el Lechazo de la región bajo el marchamo “Tierra de Sabor”. Desde el pasado verano todo el lechazo de calidad de la Comunidad se ampara bajo el distintivo de ‘Tierra de Sabor’, la marca creada por el Gobierno Regional para distinguir los productos agroalimentarios de la Comunidad, con los objetivos de incrementar la comercialización de lechazos de calidad y ofrecer al consumidor mayores garantías de calidad.

 

Silvia Clemente

 

La Consejería de Agricultura y Ganadería autorizaba, el pasado 26 de junio, el uso de la marca y distintivo ‘Tierra de Sabor’ a título principal en el etiquetado de los lechazos amparados tanto por la IGP como por la Marca Colectiva, aprobando simultáneamente el pliego de condiciones que garantiza la trazabilidad y calidad del producto.

 

Tierra de sabor

Los lechazos amparados por la IGP portan en sus patas las vitolas con el sello “Tierra de Sabor” y el logotipo de la IGP Lechazo de Castilla y León, lo mismo que en las etiquetas que se colocan en el pecho del animal tras ser sacrificado. El objetivo principal de esta campaña de promoción ha sido dar a conocer la IGP e impulsar el producto que ampara, con la intención  de ampliar sus áreas de consumo y consolidar una marca que permita proteger un producto tradicional,  garantizando su trazabilidad y ofreciendo al consumidor un lechazo de alta calidad.

 

Presentación en el Casino de Madrid

La comida – degustación ofrecida a los asistentes al acto tuvo como protagonista como no puede ser de otra forma al Lechazo de Castilla y León. El almuerzo  comenzó con diferentes tapas, entre ellas bombón de pastel de lechazo, hojaldre relleno de mollejas y riñones de lechazo con setas de cardo, croquetas de sesos de lechazo y jamón, y canelón de lechazo en su propio jugo y boletus. Los entrantes han consistido en manillas de lechazo con patatas, lenguas de lechazo estofadas con cremoso de queso de oveja, Reineta y piñones de Pedrajas, caldereta de lechazo con jugo de la huerta y lechazo asado “IGP Lechazo de Castilla y León Tierra de sabor” y para terminar, Queso castellano “Tierra de Sabor”, todo ello acompañado por MG Pan de Valladolid y maridado con los vinos Rueda verdejo, rosado, tinto crianza Ribera del Duero y Rueda espumoso. Como postres, los comensales se han deleitado con cuajadas de oveja y natillas de huevo ofrecidas por  Gaza, ganaderos de Zamora.

Los chef artífices del menú son prestigiosos cocineros de Castilla y León: Jesús Sanabria del restaurante Campogrande (Valladolid), Jesús Prieto Marquiegui del restaurante Serrano (Astorga, León), Gema García García y Marco Antonio García Hernando del restaurante Mannix (Campaspero, Valladolid), Francisco Martínez García del restaurante La Criolla (Valladolid) y Miguel Ángel Giménez del restaurante Caballero de Olmedo (Olmedo, Valladolid).

 

Castilla y León, el mayor censo de ovinos

La principal ventaja de esta autorización, como explicó la Consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, es el incremento del producto amparado y por tanto de promoción y comercialización de lechazos de calidad bajo un marchamo con una imagen común diferenciada. De acuerdo con los datos de comercialización de lechazo correspondientes a 2011, el total de lechazos que podrían ser etiquetados con ‘Tierra de Sabor’ por año asciende a 2,4 millones y el valor de la comercialización podría superar los 136 millones de euros.

Además supone un mejor y mayor control del producto de cara al consumidor. El Consejo Regulador realiza un control de calidad tanto de sus producciones como de las de la Marca Colectiva. Este control a su vez es supervisado por un organismo de control independiente, reforzando así todo el sistema de garantías.

 

Calidad controlada

 

Desde luego, una apuesta por la calidad ha de tener sus exigencias. Así, para que un lechazo sea reconocido como Lechazo ‘Tierra de Sabor’ tiene que cumplir:

El animal debe haber sido exclusivamente alimentado con leche materna.

La canal debe tener como máximo 7 Kg sin cabeza ni asadura y epiplón.

Los riñones deben estar cubiertos en grasa al menos en el 50% de superficie.

El color de la grasa deberá ser blanco céreo, ligeramente rosado.

Cumplir con las características organolépticas diferenciales o específicas del producto:

La degustación en boca presentará textura adecuada con buena terneza, jugosidad y fibrosidad media.

Sabor agradable y de intensidad media/baja.

En cuanto al olor presentará olor agradable, poco intenso y propio de los corderos lechales.

Debe presentar un color claro propio de los corderos lechales.

Que los animales se sacrifiquen independientemente en el matadero por lotes completos y de modo continuado, perfectamente diferenciados en el tiempo de los correspondientes a otros no inscritos.

Tener implantado un sistema de autocontrol que garantiza la perfecta trazabilidad del producto.

 

Rafael Ansón, Silvia Clemente y Alfonso Sanz

 

 

Más información

www.tierradesabor.es