Estella se encuentra entre Pamplona y Logroño, a caballo entre la Montaña y la Ribera. Antes de existiera Estella había un pequeño poblado Vascón llamado Lizarra, en castellano fresno, en el que hablaban el euskera. Esta ciudad grandiosa nacida alrededor del camino de Santiago, se le conocía en el siglo XV como “ Estella la Bella”. En la actualidad sigue haciendo honor a su nombre: Estella ciudad románica que alberga palacios, iglesias, conventos, casas señoriales, puentes y majestuosos edificios que le han válido el apelativo de “la Toledo del Norte”.

Recreatuviaje
La ciudad en la actualidad con cerca de 14.000 habitantes, es la capital de la merindad de mismo nombre, que nació por y para el Camino de Santiago. La profusión de monumentos en su parte antigua y su buen estado de conservación convierte a la ciudad en uno de los conjuntos monumentales más notables de Navarra.

A lo largo de las viejas calles de Estella se encontrará con peregrinos y visitantes deseosos de conocer las viejas calles de francos y judíos, y podrá comprobar que sigue siendo actual la frase que Aymeric Picaud dijo en el siglo XI: “Estella es ciudad de buen pan, excelente vino, mucha carne y pescado y toda clase de suerte.

La ciudad creada por el rey pamplonés Sancho Ramírez a medio camino entre Puente la Reina y Los Arcos vivió gran auge al mismo tiempo que la ruta jacobea y hoy conserva buena parte de sus monumentos medievales.

Es una ciudad desbordante de historia y con tesoro artístico que aflora por todos los puntos de su geografía.

b>CÓMO LLEGAR

Estella se encuentra en el centro geográfico de importantes capitales como Pamplona, Logroño, San Sebastián y Vitoria; a pocos kilómetros de todas ellas y con buenas comunicaciones por carretera.

Asimismo presenta buenas comunicaciones con las más importantes ciudades de la Comunidad Navarra. La más importante conexión rodada, de reciente construcción y de principal unión con Pamplona y Logroño es la Autovía del Camino (A-12), que permite unir Estella con ambas capitales en no más de 30 minutos.

Para llegar a la ciudad en avión los aeropuertos más cercanos serían los de las capitales de las provincias limítrofes.

Las estaciones de tren más próximas, que conectan con la red nacional de ferrocarril, son las de Pamplona y Tafalla.

Hasta el centro de la ciudad se puede llegar en autobús de línea directamente y diariamente en todos los horarios, desde Pamplona, Logroño, San Sebastián, Zaragoza… además de muchas localidades de la Comunidad Navarra

LUGARES DE INTERES


Estella con fuero propio desde 1090, cuenta con numerosos edificios de interés, como el Palacio de los Reyes de Navarra, la iglesia de Sanpedro de la Rúa, la Casa Fray Diego de Estella o Centro Almudí, la iglesia de San Miguel o la Basílica de nuestra Señora del Puy.

Palacio de los Reyes de Navarra

Junto a la Plaza San Martín, antiguo núcleo central de la población en la que se ubica la fuente de los chorros, encontramos este palacio de estilo románico tardío. Es monumento histórico y único al ser testigo en solitario de la arquitectura civil románica en Navarra. Su construcción es del siglo XII y destaca su fachada principal, que se abre portificada a la vieja rúa de los peregrinos. En la columna de la izquierda contemplaremos el capitel con el combate entre Roldán y el gigante islámico Ferragut, de las leyendas surgidas con la Chanson de Roland que tienen como origen Orreaga/Roncesvalles. El edificio alberga actualmente el Museo Gustavo de Maeztu, con el legado del pintor vitoriano y exposiciones temporales.

San Pedro de la Rúa

Ubicada en alto en frente del Palacio de los Reyes de Navarra, de estilo cisterciense, se accede a ella a través de una escalinata que nos deja en su portada del siglo XIII, con abundante decoración vegetal, geométrica y figurativa. De finales del siglo XII se conserva la cabecera del templo, pero destaca por encima de todo su claustro que, pese a su parcial destrucción en el siglo XVI, conserva las galerías norte y oeste, construidas hacia el año 1170, además de una talla de San Pedro del siglo XII y diversas tumbas, entre ellas la del Obispo de Patrás, en Grecia, quien trajo la reliquia del apóstol San Andrés (actualmente copia del original robado), patrono de la ciudad del Ega. Aquí sitúa la tradición el hallazgo del sepulcro de un obispo griego que portaba una reliquia de San Andrés para llevarla a Santiago de Compostela.

Ciudad Monumental

Nuestro recorrido no debe dejar de lado el Palacio de Justicia, ubicado en la Plaza San Martín. Es un edificio del siglo XVIII y acogió el Ayuntamiento de la ciudad. Otros palacios que jalonan la ciudad son la Casa de Fray Diego o de San Cristóbal, actual Casa de Cultura, o el Palacio de los Eguía, del siglo XVI. Entre las iglesias destaca la del Santo Sepulcro, primer templo que los peregrinos se encuentran a su llegada a Estella. También son reseñables Santa María Jus del Castillo, original románica, la iglesia de San Miguel, Nuestra Señora de Rocamador, Nuestra Señora del Puy, San Pedro de Lizarra o los conventos de la ciudad.

En el centro del conjunto urbano se encuentra la remozada plaza de los Fueros, donde se celebra el tradicional mercado de los jueves compartido con la vecina plaza de Santiago.

CAMINO DE SANTIAGO

Siendo Estella-Lizarra “Ciudad del Camino”, se puede llegar a ella como peregrino, tanto en bicicleta como a pie. Dentro del denominado “Camino Francés”, Estella es el final de la quinta etapa (22 kilómetros), que comienza en Puente La Reina.

Las localidades que atraviesa el peregrino en esta quinta etapa son Puente La Reina, Mañeru, Cirauqui, Lorca, Villatuerta y Estella.

FIESTAS PATRONALES

Las más relevante son las dedicadas a sus patrones la Virgen del Puy y San Andrés.

La primera se celebra el 25 de mayo y en ella la Corporación Municipal acude al santuario de la Virgen.

La festividad de San Andrés, el 30 de noviembre, era antiguamente la fiesta grande de la ciudad. En la actualidad en ese día y durante el fin de semana de diciembre más cercano a esta fecha, se celebran las tradicionales ferias que tienen un marcado carácter ganadero y agrícola, si bien en los últimos tiempos han ganado protagonismo los productos alimentarios y artesanía más típicos de la zona.

Las fiesta patronales fueron cambiadas en el siglo XVII al mes de agosto.

La costumbre no marca un fecha concreta, sólo que el inicio de las fiestas se produce el viernes anterior al primer domingo de agosto y duran una semana, durante la cual, la alegría se desborda de una manera muy participativa con festejos tan populares como los encierros de vacas, la bajadica del Puy, la pañuelada, la “Abadejada” y otras actividades que sorprenden gratamente al visitante.

No puede faltar en las fiestas de Estella el Baile de la Era, tan popular que no hay evento folclórico en Navarra y en la provincias limítrofes en que no se baile.

Dos elementos destacan también en las fiestas estellesas. La presencia de la comparsa de gigantes y cabezudos y un instrumento sin cuya presencia el alma de Estella no quedaría bien reflejada: se trata de la gaita. Es este un instrumento de viento (conocido también como dulzaina), que casi siempre se toca en número de dos, acompañado por el tamboril y sin su sonido penetrante, chillón pero armónico, es inconcebible cualquier fiesta dentro del ámbito navarro, si bien será Estella la que destacará como cuna de famosos gaiteros y como lugar donde mejor se ha guardado este tesoro musical.

GASTRONOMIA

En Estella hay una buena tradición gastronómica, que se cimenta en los asados, especialmente de cochinillo (localmente conocido como “gorrín”).

En los restaurantes y bares de la ciudad también conocen buenas recetas de caza; además de las de la trucha, producto que era tradicional en la mesa de los ribereños del río Ega.

Pero sin duda el plato típico de la zona es el ajoarriero, donde el bacalao se acompaña principalmente de pimiento verde, cebolla, ajo y tomate triturado, al que se añade al gusto langostinos u otros condimentos ‘secretos’ de cada cocinero.

En el entorno se hacen buenos quesos de oveja lacha, con denominación de origen Idiazabal y Urbasa. Ideal como postre acompañado de membrillo y nueces.

La zona también es rica en huertas y cultivos, de los que destacan los las alubias pochas que se toman en verano antes de que se lleguen a secar, las alubias rojas (denominadas en Estella “calbotes”), los pimientos del piquillo de Lodosa, espárragos, verduras (alcachofas, borraja y cardo), por lo que se puede afirmar que su gastronomía es muy variada.

También es muy típica de la zona la recogida de setas y de trufas (cerca de Estella esta el Museo de la Trufa), así como las endrinas (también conocidos como ‘arañones’ o ‘pacharanes’) para elaborar el pacharán.

Sin olvidarnos de las Rocas del Puy de Estella, un bombón típico a base de avellanas y chocolate. Las alpargatas,pastel de hojaldre relleno de crema de almendras. Y sin olvidarnos de los buenos helados de la heladería Lerma.

ENOTURISMO

Toda esta comarca es zona de excelentes vinos, muchos de ellos integrados en la denominación de origen Navarra y Rioja.

Los vinos de Tierra Estella son vinos elegantes: delicados rosados, blancos aromáticos, tintos con personalidad. Las bodegas se pueden visitar.

Datos prácticos:

Oficina de turismo:
San Nicolás, 1
31200 Estella

Tel: 948 556301
Oit.estella@navarra.es

Visita guiada “Estella esencial” o “Estella monumental” contactando previamente con Navark (948 55 39 54)

http://www.autobusesdenavarra.com

Tel. 948 55 01 27