Santillana del Mar es definido como “el pueblo más bello de España”, y se dice también que las Cuevas de Altamira son “la Capilla Sixtina del Arte Rupestre”… quizá sean descripciones exagerados, pero cuando uno conoce estos monumentos tan bellos enseguida se da cuenta de la majestuosidad que impulsaron esas palabras y de la razón que tenían de aquellos que la admiraron por primera vez.

recreatuviaje
Donde están y como llegar

Situados en la costa occidental de Cantabria se encuentran estos dos maravillosos tesoros de Cantabria a unos 30 kilómetros de Santander. Su situación privilegiada y sus buenas comunicaciones hacen de Santillana un lugar preferido para desarrollar multitud de actividades relacionadas con el turismo y el ocio por ella misma, pero también la localidad está enclavada en un paraje propicio para excursiones, actividades deportivas o visitas a la región.

Desde Madrid-Bilbao-Burgos-Palencia-Valladolid lo más sencillo es llegar hasta Torrelavega y desde allí acceder a Santillana del Mar, bien vía Barreda, a 8 kilometros de Torrelavega por la C-6316(salida en dirección Barreda) o bien por Puente San Miguel.

Desde Santander, se toma la autovía A-67 a Torrelavega y se coge la salida de Requejada (salida 187), se continúa en dirección a Barreda, donde se gira a la derecha para tomar la CA-131 con destino a Santillana el Mar.

Santillana del Mar

Esta noble villa medieval fundada en el siglo X con el nombre se Santa Juliana, se desarrollo entorno a la Colegiata de Santa Juliana (edificio románico del siglo XII). Posee un enorme patrimonio arquitectónico de los siglos XV al XVII principalmente, en su mayoría caseríos de piedra comida por la humedad y llena de hiedra que rememoran viejas fortunas de acaudalados indianos que hicieron fortuna en América y que aún conservan la magia de antaño. El conjunto histórico-artístico de Santillana solamente se puede visitar a pie.

En las dos calles principales empedradas (dedicadas a todo tipo de souvenirs) se suceden las casas una detrás de otra de la nobleza local, con galerías de madera y balconadas de hierro decoradas con macetas llenas de flores y con escudos de armas en sus fachadas de piedra, todavía en algunos portones se ofrece a los visitantes los típicos sobaos con leche.

En la plaza Ramón Pelayo se puede visitar la torre de Merino, antigua residencia del delegado real, y la torre de Don Borja, edificio del siglo XV-XVI con escudos góticos en la fachada, hoy sede de la Fundación Santillana. También están el Ayuntamiento, la cárcel y el palacio de los Barreda. Al final de la calle Cantón nos encontramos con la Colegiata, el monumento religioso más importante del románico en Cantabria y la piedra angular de Santillana del Mar. Detrás de la Colegiata queda el palacio de los Velarde, con portada renacentista.

Colegiata

Levantada sobre una antigua ermita en el siglo XVII, tiene planta de tres ábsides, crucero y tres naves, sigue el modelo de Frómista (Palencia) y del románico internacional que entra en Castilla por el Camino de Santiago. En la fachada principal se observa un frontón triangular con imagen de la mártir, y por encima, una galería de quince arcos enmarcada por tres torres, una de ellas cilíndrica. El claustro, adosado a la nave norte, está considerado como la obra maestra del conjunto por la excelente talla y decoración de sus capiteles.

La escultura de su porticada, capiteles y canecillos evocan los temas fundamentales de la religiosidad medieval, en particular la lucha entre el Bien y el Mal, y la necesidad de la penitencia y el perdón para salvarse de las penas del infierno. Este mensaje se muestra a través de símbolos alegóricos y animales (leones, pelícanos, palomas, cuervos, serpientes, cabras…) y vegetales (manzanas, helechos, acanto, lirios, vid, uvas, piñas…) así como algunas escenas humanas (esto fue debido a que la mayoría de la gente era analfabeta y mediante estas escenas podían comprender el mensaje). En el centro del crucero se erige el sepulcro de Santa Juliana, cuyas reliquias se guardan en la arqueta del retablo con los escudos de la Casa de la Vega.

Cuevas de Altamira

A dos kilómetros de Santillana se encuentra otro gran tesoro artístico de Cantabria: las cuevas de Altamira, universalmente reconocidas. Descubiertas en 1879 por Marcelino Sanz de Sautuola y su hija María, han sido declaradas por la UNESCO patrimonio de la humanidad. La cueva, de unos 300 metros de longitud, contiene unos 150 grabados, expresión artística del hombre del paleolítico. En su techo se representan casi un centenar de animales y signos, destacando los 21 bisontes en distintas actitudes, acompañados de otros animales como ciervos, caballos, cabras, bóvidos, además de signos, manos y figuras humanas, a veces superpuestos, efectuados con técnicas diversas – grabado, silueteado, pintado, raspado y efectos de sombreado- que dan como resultado una composición de gran movimiento y belleza, única en el arte paleolítico Las pinturas son policromas a base de pigmentos naturales que se han conservado desde la edad cuaternaria.

La cueva de Altamira está ubicada en el recinto del Museo de Altamira en una de las colinas que circundan el recogido y agradable valle que da cobijo a la universal villa de Santillana del Mar. Su descubrimiento suscitó una fuerte polémica entre los arqueólogos, ya que no creían que los hombres prehistóricos fueran capaces de hacer unas pinturas tan perfectas. Sólo a principios del siglo XX, cuando los hallazgos de pinturas similares y otros objetos de irrefutable procedencia paleolítica empezaron a aflorar en cueva de todo el continente, se reconoció la valía de Altamira. La estancia principal, denominada sala de policromos, ha sido considerada como la “Capilla Sixtina del arte cuaternario”. Su realización data de hace 14.000 años. El resto de la cueva (que tiene un desarrollo longitudinal de 270 m) contiene numerosos grabados, incluso más antiguos, se remontan a 18.000 años antes de Cristo y un importante yacimiento arqueológico en el vestíbulo. Desde septiembre de 2202, la cueva de Altamira está cerrada al público por razones de investigación, de momento no se admiten visitas.

Museo

La protección de la Cueva de Altamira ha sido el principal condicionante en la ubicación, concepción y construcción del edificio que alberga la nueva sede del Museo de Altamira, inaugurada en 2001, proyectado por Juan Navarro Baldeweg. Es un edificio minimalista, integrado en el paisaje como continuación de la esencia de la Cueva de Altamira, proyectado para albergar los espacios en los que se desarrollan las tareas de este museo: los espacios de exposición permanente, que incluyen la reproducción de la famosa sala de polícromos, laboratorios, aulas para actividades, auditorio, biblioteca, cafetería, tienda, etc.

El Museo de Altamira es un centro para la conservación, la investigación y la difusión de la Cueva de Altamira y la Prehistoria. Conocer Altamira -el primer arte de la humanidad- es el principal atractivo de la visita. La Cueva de Altamira, la exposición permanente “Los Tiempos de Altamira”, que incluye la Neocueva, las actividades culturales, los talleres de tecnologías prehistóricas, y un amplio entorno de bosque y prados configuran la oferta del Museo. En la Neocueva el visitante podrá conocer cómo era Altamira, un lugar del Paleolítico, hace 15.000 años. En las salas del museo se ofrece una amplia exposición atractiva y sugerente sobre la vida cotidiana y el arte durante el Paleolítco Superior, la época de Altamira.

Zoo de Santillana

Situado en la misma carretera de Altamira, esta especializado en la reproducción de animales en cautividad en proceso de desaparición. Entre los aproximadamente 2000 animales que habitan en el zoo cuentan con tigres, leones, lobos, panteras de las nieves, leopardos, osos y chipancés. También hay numerosas aves exóticas, una pareja de lemures, titís pigmeos y un maravilloso jardín de mariposas.

Direcciones de interés
Oficina de Turismo de Santillana del Mar
Calle Jesús Otero, 20 39330 SANTILLANA DEL MAR
Tel: 942 81 88 12 / 81 82 51
santillana@cantabria.org
HORARIO: TODOS LOS DÍAS (lunes a domingo)
Invierno: De 9,30 a 13,30 / 16,00 a 19,00
Verano (01/07-30/09): De 9,00 a 21,00

Claustro de la Colegiata:
Horario: 10:00 a 13:30 y de 16:00 a 18:30 (en verano una hora más tarde)
Precio: 3 euros
Cerrado los lunes (todo el año)

Museo
Reservas:reserva.maltamira@mcu.es
Teléfono: (+34) 942 81 81 02
Horario: de martes a viernes, de 9.30 h a 15.00 horas

Venta anticipada
Venta en sucursales del Banco SCH, Venta telefónica: 902 24 24 24.
Venta on line:www.gruposantander.es

Biblioteca
El acceso a la biblioteca se realizará concertando cita previa, indicando la naturaleza de la investigación a desarrollar.
El horario de la sala de consulta es de lunes a viernes, de 9,30 a 14,30 h.
biblioteca.maltamira@mcu.es

Zoo de Santillana
Teléfonos 942 818 125/ 942 840 175
zoosantillana@cantabriainter.net